Fukushima

El 11 de marzo del año pasado, sobre las once de la mañana, escuchamos un tremendo estruendo: las turbinas de la central eléctrica que tenemos al lado de la oficina dispararon y soltaron todo el vapor generando un ruido como si tuvieramos una olla express gigante en la propia oficina. Daba la sensación de no ser un suceso normal, como si hubiera sido provocado por algo inesperado.

Minutos despues nos enteramos del suceso ocurrido en Japón: un terremoto y posterior tsunami había asolado buena parte de la isla.  A veces pienso si el temblor de tierra que sucedió a unos 6.000km de donde estaba yo tuvo algo que ver con la sensación que teníamos de estar viviendo un suceso inesperado y extraño.

Las fotos que fueron llegando a los medios de comunicación a lo largo del día y de los días posteriores eran devastadoras. Mostraban un país destruido y mortalmente destrozado.

Muchas de esas fotografías han sido ganadoras de los World Press Photo.

 

General News, 2nd prize singles, Lars Lindqvist. Restos de barcos en un muelle en el puerto de Ishinomaki, en la prefectura de Miyagi,el 15 de abril, más de un mes después de que un tsunami devastara grandes zonas del noreste de Japón. Ishinomaki fue una de las ciudades más afectadas de la región, golpeada por varias olas de hasta 10 metros de altura. Todos los puertos de Japón se cerraron después del tsunami, los de la zona del desastre volvieron a abrir al tráfico marítimo limitado sólo a finales de marzo.

http://www.worldpressphoto.org/photo/2012toshiyukitsunenarign-3?gallery=2634

General News, 3rd prize singles, Toshiyuki Tsunenari. El 13 de marzo una mujer llora en medio de las ruinas de la ciudad de Natori, dos días después del tsunami que devastó gran parte de la costa noreste de Japón. La ciudad de Natori, una ciudad próspera con cerca de 74.000 habitantes, fue exterminada casi del mapa. La población fue advertida sólo 30 minutos entre el terremoto en alta mar y la llegada del tsunami. El 14 de marzo 2.475 muertes han sido confirmadas y más de 15.000 desaparecidos. La destrucción causada por el tsunami afectó a la infraestructura regional a tal punto de que las operaciones de rescate y recuperación tuvieron unas dificultades casi insuperables. A finales de julio, menos de la mitad de los escombros de las tres prefecturas más afectadas habían sido retirados, y sólo un tercio de la industria pesquera local se había reanudado.

General News, 3rd prize stories, David Guttenfelder. En un gimnasio en Hirono, el 8 de junio, los antiguos residentes de la zona de exclusión se informan antes de la visita a sus casas para recuperar algunos objetos pequeños. El terremoto de Tohoku y el posterior tsunami en Japón dañaron sistemas vitales de refrigeración en la planta de energia nuclear de Fukushima Daiichi. Las explosiones se produjeron en una serie de reactores, lo que llevó a la fusión nuclear y a una liberación de material radiactivo, en lo que fue considerado como el accidente más grave del mundo desde el desastre nuclear de Chernobyl de 1986. Alrededor de la planta se declaró una zona de exclusión de 20 kilómetros, y más de 80.000 personas fueron evacuadas. La zona de exclusión se mantuvo durante varios meses después del incidente, el gobierno japonés predice que podría tardar 40 años en desmantelar totalmente la planta y limpiar las áreas circundantes.

 

People in the News, 1st prize stories, Yasuyoshi Chiba. Nozomi Sabanai (izquierda) y su hermana mirando un catamarán turístico lanzado por el tsunami sobre un edificio de dos pisos. El 11 de marzo, un terremoto de magnitud 9,0 golpeó a 70 kilómetros de la costa de Tohoku, en el noreste deJapón. El terremoto provocó un tsunami que arrasó el interior en una superficie de unos 500 kilómetros cuadrados, destruyendo edificios e infraestructura afectando a más de 340.000 personas. El terremoto fue el más potente de la historia de Japón, y uno de los más contundentes que ha sido documentado en el mundo. Las inundaciones y los daños a las conexiones de transporte, centrales eléctricas y otras instalaciones vitales dificultaron gravemente las operaciones de recuperación.

Portraits, 3rd prize singles, Denis Rouvre. Toku Konno, superviviente del tsunami. Sendai, Japón, 29 de noviembre de 2011

Preparando el World Press Photo en Madrid 2012

Estamos preparando la edición de la exposición World Press Photo Madrid 2012 y este año viene con un cartel muy impresionante. Estamos preparando master class con fotógrafos de primera fila, visionado de porfolios con reputados fotógrafos y una serie de conferencias muy interesantes.

Pero aún estamos a tiempo de organizar algo más, nos gustaría saber qué esperaras tu de esta edición y en qué tipo de evento te poder gustaria participar.

No escatimes… solo sé creativo/a. Estamos deseando escucharte!

Fallecen dos periodistas en Homs

Marie Colvin, reportera de Sunday Times y Remí Ochlik, fotoperiodista, han muerto en los bombardeos del ejército sirio en el distrito de Bab Amro, en Homs. Nos hemos enterado de esta noticia minutos después de colgar el post sobre la muerte de Anthony Shadid en Siria la semana pasada.

Remí Ochlik ha sido el ganador de esta edición del World Press Photo, primer premio en la categoría Noticias generales por su reportaje sobre la guerra en Libia y Marie Colvin es corresponsal del diario británico Sunday Times.

En los últimos meses numerosos fotoperiodistas han muerto en mitad de conflictos intentando traernos las imágenes de lo que está pasando en el mundo. Según el Comité para la protección de los periodistas (CPJ) al menos cuatro periodistas han perdido la vida en Siria en, lo que va de año, una cifra a la que ahora se suman estos dos casos.

Rémi Ochlik, Noticias Generales, 1er premio, Un guerrillero libio descansando bajo una bandera de la rebelión en medio del campo de batalla en la ciudad de Ras Lanouf en Libia.

Fotoperiodismo, una profesión de riesgo

El pasado jueves 16 de febrero murió en Siria Anthony Shadid debido a un ataque de asma cuando regresaba a Turquía.  La noticia fue confirmada por la directora del New York Times, Jill Abramson, periódico para el que Anthony trabajaba.

Anthony Shadid en El Cairo (Foto: Ed Ou)

Anthony se encontraba en Siria junto al fotógrafo Tyler Hicks realizando un reportaje sobre el Ejército Libre de Siria. Shadid y Hicks entraron sin premiso del gobierno de Damasco en el país y viajaron desde Turquía, para informar de las actividades de los desertores.

Shadid, ganador de dos premios Pulitzer, tal y como decía Jill Abramson en un correo dirigido a los trabajadores del diario “murió como vivió, empeñado en ser testigo de la transformación que vive Oriente Medio y contar el sufrimiento de la gente atrapada entre la represión gubernamental y las fuerzas opositoras”.

Al margen de las causas de la muerte de Anthony Shadid numerosos fotógrafos y fotógrafas se juegan la vida para captar imágenes que nos hagan reflexionar sobre la realidad de lo que pasa en lugares en conflicto. De la Plaza de Tahrir, Homs, Sirte o el hospital de campaña donde Samuel Aranda tomó la foto de Fatima Qaws y Zayed Al-Qaws, a tu tableta o tu periódico hay un complejo viaje cargado de riesgos en el cual existe la posibilidad de no regresar con vida. Esta es una reflexión para darle valor al trabajo de estas personas y reflexionar sobre lo que muestran en sus fotografías. Solo si somos capaces de dedicarle un minuto a la fotografía habrá tenido sentido el riesgo.

World Press Photo of the Year, Samuel Aranda, Una mujer sostiene a su hijo herido en sus brazos en el interior de una mezquita utilizada como un hospital de campaña por los manifestantes contra el gobierno del presidente Ali Abdullah Saleh, durante los enfrentamientos en Sanaa, Yemen el 15 de octubre de 2011.

 

People in the News, 3er premio, Jan Dago, Un niño vestido con un uniforme militar en una manifestación en la plaza Tahrir de El Cairo como símbolo de la confianza de la oposición en el ejército egipcio. Los manifestantes contrarios al Gobierno exigieron que el presidente Hosni Mubarak renunciara pacíficamente, pero se produjeron enfrentamientos entre ellos y los partidarios de Mubarak en la plaza Tahrir.

 

James Nachtwey, imágenes que cambian el mundo

“I have been a witness and these pictures are my testimony. The events I have recorded should not be forgotten and must not be repeated” – James Nachtwey

James Nachtwey (Siracusa, Nueva York, 1948) fotógrafo de guerra estadounidense.

James Nachtwey creció en Massachusetts y se graduó en el Dartmouth College, donde estudió Historia del Arte y Ciencias Políticas (1966-70). Las imágenes de la guerra de Vietnam y el movimiento de derechos civiles tuvieron un efecto poderoso sobre él y fueron fundamentales en su decisión de convertirse en fotógrafo.

En 1976 comenzó a trabajar como fotógrafo de prensa en Nuevo México, y en 1980, se trasladó a Nueva York para comenzar una carrera como fotógrafo independiente. Su primera misión en el extranjero fue para cubrir la guerra civil en Irlanda del Norte en 1981 durante la huelga de hambre del IRA. Desde entonces, Nachtwey se ha dedicado a documentar guerras, conflictos y problemas sociales. Ha trabajado en ensayos fotográficos extensos en El Salvador, Nicaragua, Guatemala, Líbano, Cisjordania y Gaza, Israel, Indonesia, Tailandia, India, Sri Lanka, Afganistán, Filipinas, Corea del Sur, Somalia, Sudán, Ruanda, Sudáfrica , Rusia, Bosnia, Chechenia, Kosovo, Rumania, Brasil y Estados Unidos.

Nachtwey ha sido fotógrafo de la revista Time desde 1984. Fue socio de Black Star de 1980 a 1985 y fue miembro de Magnum desde 1986 hasta 2001.En 2001, se convirtió en uno de los miembros fundadores de la agencia de fotografía, VII. Ha tenido exposiciones individuales en el International Center of Photography en Nueva York, la Bibliothèque nationale de France en París, el Palazzo Esposizione en Roma, el Museo de Artes Fotográficas de San Diego, Culturgest, en Lisboa, El Círculo de Bellas Artes de Madrid, Fahey / Klein Gallery de Los Ángeles, el Massachusetts College of Art en Boston, la Galería de Canon y la Nieuwe Kerk de Amsterdam, el Carolinum de Praga, y el Centro Hasselblad en Suecia, entre otros.

Ha recibido numerosas distinciones como el Premio Common Wealth, el Premio Martin Luther King, el Dr. Jean Mayer Global Citizenship Award, premio Henry Luce, Robert Capa Gold Medal (cinco veces), el World Press Photo Award (dos veces), el premio Magazine Photographer of the Year (siete veces), el Centro Internacional de Fotografía de Infinity Award (tres veces), el Premio Leica (dos veces), el Premio Bayeux de Corresponsales de Guerra (dos veces), el Premio Alfred Eisenstaedt, el premio Canon Photo Essayist y el W. Eugene Smith Memorial Grant en Fotografía Humanista. James Nachtwey es miembro de la Royal Photographic Society y tiene un Doctorado Honoris Causa en Bellas Artes por el Massachusetts College of Arts.

Sus fotografías nos hacen reflexionar sobre las circunstancias trágicas que viven otras personas en medio de conflictos bélicos o situaciones dramáticas. Son fotos que muestran una gran humanidad, que retratan a personas más allá del conflicto y el  drama en el que se ven sumidas. Es por esta razón por la que las imágenes de James Nachtwey consiguen conectar con el espectador estimulando su empatía.

Fotografías como la del hutu con la cara marcada en los brutales enfrentamientos entre hutus y tutsis en  Rwanda cambiaron la visión del mundo e hicieron mirar a la opinión pública hacia lo que estaba pasando en el país africano. Los fotógrafos y fotógrafas especializados en conflictos bélicos se juegan la vida para traernos una instantánea que nos devuelve dramáticamente a la realidad de lo que pasa más allá de nuestras vidas.

James Nachtwey acaba de ser galardonando con el Dresden International Peace Prize.

1994, James Nachtwey, World Press Photo of the Year. Un hombre hutu en un hospital de la Cruz Roja, con el rostro mutilado por las milicias de los hutus, que sospechaban que simpatizaba con los rebeldes tutsis. La animosidad entre los hutus y los tutsis en Ruanda había estado latente durante décadas. En abril, la muerte del presidente hutu Habyarimana en un accidente aéreo cerca de la capital Kigali provocó ataques contra la minoría tutsi y los hutus moderados. La situación se deterioró aún más cuando los rebeldes tutsis, principalmente del Frente Patriótico Ruandés (FPR) comenzaron a empujarles hacia el sur desde su bastión en el norte de Ruanda. Un éxodo masivo de personas que trataron de escapar de la violencia estaba en marcha en julio.

 

James Nachtwey, New York, 11-9-2001 - Derrumbe de la torre sur del World Trade Center.

James Nachtwey, Bosnia, 1993, Duelo por un soldado muerto a manos de los serbios y enterrado en lo que una vez fue un campo de fútbol.

Las imágenes que echamos de menos

Egipto, Japón, Libia, Afganistan, Yemen, Corea del Norte, Méjico, Iran,…

Estos son los países que han salido retratados en los premios World Press Photo. Sin embargo, 2011 ha sido un año convulso en el que han pasado muchas cosas, incluso también en la zona norte del globo.

La revolución islandesa que ha puesto frente a los jueces a los políticos que han causado una crisis sin precedentes.

El movimiento 15M en España que ha sacado a las plazas a millones de personas reclamando una democracia más transparente y participativa.

Grecia, la dramática realidad de un país en quiebra.

Por alguna razón los y las fotoperiodistas retratan la realidad que sucede fuera de sus fronteras, o tal vez sea el jurado quien considera que lo que pasa fuera tiene más valor.

¿Qué fotografías echas de menos en la selección de las ganadoras del año 2011?

General News, 1st prize singles, Alex Majoli - Los manifestantes lloran, gritan y cantan en la plaza Tahrir de El Cairo, después de escuchar el discurso en el que el presidente egipcio, Hosni Mubarak, dijo que no entregaría el poder.

General News, 1st prize stories, Rémi Ochlik Combatientes rebeldes libios cantan y celebran, al perder su posición en la ciudad petrolera clave de Ras Lanouf.

Spot News, 1st prize stories, Koichiro Tezuka - El tsunami convirtió en una isla el aeropuerto de Sendai.

Samuel Aranda gana el World Press Photo of the Year 2011

Una mujer sostiene un familiar herido en sus brazos dentro de una mezquita usada como hospital de campaña por manifestantes en contra del president Ali Abdullah Saleh durante los enfrentamientos en Sanaa, Yemen 15 de octubre de 2011

Samuel Aranda nació en 1979 en Santa Coloma de Gramanet, Barcelona, España. Cuando tenia 19 años empezó a trabajar como fotoperiodista para El Pais y El Periodico de Catalunya. Unos años mas tarde viajó al Oriente Medio para cubrir el conflicto Israel-palestina para la agencia EFE. En 2004 se unió a la Agence France-Presse cubriendo multiples conflictos y temas sociales en España, Pakistan, Gaza, Líbano, Irak, territorios Palestinos, Marruecos y Sahara.

Sobre Samuel Aranda en la web de World Press Photo.

 

Hoy se conocerán los ganadores y ganadoras de los World Press Photo’12

A lo largo del día de hoy se hará público los ganadores o ganadoras del más prestigioso premio de fotoperiodismo.

El 2011 ha sido un año lleno de noticias, han pasado tantas cosas que es muy difícil aventurar qué o quién se hará con el World Press Photo of the Year. Las protestas del 15M en Madrid? la primavera árabe? Libia? Egipto?

Lo que está claro es que serán imágenes impactantes que nos harán reflexionar.

Suerte a todos y a todas!!